REGISTROS AKÁSHICOS
Sanación Akáshica
REGISTROS AKÁSHICOS
Sanación Akáshica


¿Qué son los Registros Akàshicos?

Son la memoria universal de la existencia, una energía que se expande y vibra multidimensional donde la Creación misma imprime. Allí está toda la información desde el primer instante de la Manifestación hasta el último. En el plano humano individual, es la historia de nuestra alma, desde que se desprende de la Unidad (de la Fuente) hasta que regresamos a ella. Es decir, a nivel individual, representan un espacio multidimensional donde se archivan todas las experiencias de nuestra alma (incluyendo todos los conocimientos y experiencias de las vidas pasadas, la vida presente y las potencialidades futuras).

También se pueden definir como el Cuerpo de Luz de la autoconciencia Universal o matriz cósmica inobservable y omnipresente.

El adjetivo «Akáshicos» proviene del sánscrito (lengua antigua de la India y una de las lenguas indoeuropeas más antiguas y documentadas) y significa éter. Es decir, el espacio que todo lo contiene, la energía cósmica que penetra en todo el Universo, siendo el vehículo sutil que transporta la luz, el sonido y la información. Contiene todos los elementos (tierra, agua, fuego y aire) dentro de sí mismo y, al mismo tiempo, se encuentra fuera de estos sin limitaciones de tiempo y espacio.

¿Com se canaliza la información de los registros akàshicos?

Canalizar es recibir información de tu Yo Superior, es fusionar la propia mente con la de los Guías de Luz, con la asistencia de tus Maestros ascendidos y Guías espirituales. A través de ellos y de tu Yo Superior, accedes a la información impregnada en el akasha, en el libro del alma. Los Seres de Luz imprimen la información en nuestra mente en lenguaje de luz y, lo que hacemos al canalizar, es decodificar este lenguaje y expresarlo en este plan. Cada uno lo expresará según sus capacidades psíquicas (clarividencia, clariaudiencia, clarisintiencia).

No es un don por sólo unos cuantos «más evolucionados», es una habilidad inherente en el ser humano que puede ser reactivada en el momento que uno lo desee, siempre y cuando reine el amor y las buenas intenciones. Los Registros Akáshicos nos pertenecen a todos porque entre todos los estamos creando desde que partimos de la Fuente y así lo seguiremos haciendo hasta que regresamos a Ella. El problema es que, actualmente, vivimos en una sociedad tan desconectada de sí misma que las capacidades que nos son innatas quedan cada vez más dormidas y escondidas. A menudo, cuando estas capacidades se manifiestan, no se les destina la atención necesaria y acaban quedando en el olvido.